Saltar al contenido

Guía de descarga de Wifikill

WifiKill es una aplicación desarrollada por Ponury con la que vamos a poder echar a cualquier persona que esté conectada a la misma red que nosotros. Es decir, con esta aplicación si alguna persona está abusando de nuestro Wi-Fi, podemos matar literalmente su conexión y echarlo de nuestra red privada. 

Si siempre querías saber que pasa realmente con los dispositivos Android cuando se conectan a Internet, ahora dispones de una aplicación con la que podrás controlar todo esto muy fácilmente.

WiFi Kill se trata básicamente de una aplicación que solo vas a poder usarla con un terminal Android que tenga un sistema operativo 4 o superior. Recuerda que esta aplicación es una app que se descarga directamente desde la web del autor en archivo APK, por lo que es importante que tengas activada la opción que permite la descarga de estos archivos habilitada en los ajustes de tu teléfono. Además, este tipo de aplicaciones requieren de permisos de super usuario, por lo que debes usarla en un dispositivo que tenga un root instalado.

Con WiFi Kill vamos a poder ver todas las páginas web que se han visitado en cada uno de los dispositivos, así como el peso de los datos que se han transmitido y el tráfico completo de todo lo que se ha hecho cuando se ha entrado a Internet.

Esta es una herramienta que puede llegar a ser de especial utilidad para los padres que quieren control que hacen sus hijos en Internet y que buscan o que descargan.

WiFi Kill es muy simple de usar y de instalar, pero recuerda que, como hemos dicho antes, debes tener root en tu Android. La información se presenta en un diseño fácil de entender y que podemos ver al completo de un solo vistazo.

Principales características de WifiKill: Descarga e instalación

Por motivos claramente obvios, esta aplicación no vamos a encontrarla en la Play Store, por lo que para descargarla debemos acceder a páginas de terceros que pueden ser de seguridad algo baja. Una vez hayamos instalado la aplicación, la ejecutamos y se nos mostrará su contenido.

Completamente gratis

Esta aplicación para todo el mundo que siempre está de red pública en red pública es completamente gratis y no se necesita pagar en ningún momento.

Una interfaz sencilla

Su interfaz de usuario es elevadamente sencilla ypermite a los usuarios obtener una conexión a Internet sin esfuerzo y sin problemas.

Funcionamiento en segundo plano

Mientras la aplicación se ejecuta silenciosamente en segundo plano, ella va realizando análisis frecuentes en busca de intrusos.

Comprueba otros sitios web

También con WifiKill puedes comprobar en qué sitio web se encuentran los usuarios y la velocidad de la transferencia de datos.

Deshabilita rápidamente a otros usuarios

Por supuesto si te apetece puedes echarlos rápidamente de tu red y deshabilitarlos para que no arruinen nunca más tu velocidad a internet.

Elige quien se queda

Si estás usando internet público en una cafetería con un amigo y te sientes generoso, puedes perfectamente dejarle estar en la misma red que tú mientras te dedicas a echar a todos los demás. Elige quien se queda y quien se va en cualquier momento.

¿Cómo funciona WifiKill?

Cuando abramos la aplicación por primera vez nos pedirá permisos de superusuario, los cuales debemos aceptar para que funcione. Una vez se los hayamos dado, debemos pulsar el botón “Play”, y la aplicación se pondrá a escanear nuestra red Wi-Fi en busca de dispositivos conectados. Simplemente esperamos uno o dos minutos para que termine de buscar a todos los usuarios de la red y pasamos al siguiente paso.

Ahora veremos los diferentes dispositivos conectados, su dirección IP y su dirección MAC. Estas dos filas de números serán las compañeras que nos van a ayudar a encontrar al usuario indeseado. Supongamos que en nuestra casa tenemos conectados tres smartphones y dos tablets. Nuestra misión es ir a “Ajustes”, luego a “Información del teléfono” y luego a “Estado”. Ahí encontraremos la dirección MAC de Wi-Fi de nuestro dispositivo. Cogemos una libreta y apuntamos las direcciones MAC de todos nuestros dispositivos y volvemos a WifiKill.

Una vez de nuevo en la aplicación, volvemos a escanear la red con todos nuestros dispositivos conectados y esperamos a que acabe. Si los hemos conectado todos, veremos todas las direcciones de los dispositivos conectados a nuestra red, y habrá alguna que no coincida con las que apuntamos anteriormente. ¡Ahí tenemos al intruso!

Ahora pulsamos sobre el nombre que nos sale y tendremos dos opciones: “Grab” y “Kill”. Con la primera opción nos permitirá ver qué páginas está visitando y que cantidad de nuestro ancho de banda está empleando, y con la segunda opción deshabilitaremos su conexión. Para echar al intruso, primero arrastramos “Grab” hacia la derecha y luego “Kill”, de esta forma habremos matado la conexión que estaban robándonos. Mientras tengas la aplicación funcionando, el usuario al que has echado no podrá hacer uso de tu Wi-Fi. Ahora es el momento de aprovechar y cambiar la contraseña del router y listo, has expulsado definitivamente al ladrón.

Guía de descarga de Wifikill
¿Nos valoras?